Pages

Tuesday, December 15, 2009

Student Reflection


by Anthony Salis

Algunos días no estoy seguro por qué trabajo cada semana. La mayoría del trabajo es contestar el teléfono. Al contestar el teléfono le pido qué necesita y la mayoría sabe con cual de las profesionales quiere hablar. Si está en la oficina, le doy el teléfono y regreso a lo que hacía antes. Si no está en la oficina, necesito ver lo que puedo hacer para él. Usualmente es nada porque no sé los formas legales ni otros contactos profesiones para tomar el paso próximo con el problema. Lo que puedo hacer es tomar un mensaje, y ¡puede ser un desafío! Cuando habla con muchas personas diferentes por teléfono, encuentra a personas que son difíciles para entender. Usualmente es la barrera de lengua, especialmente con las personas que hablan el chino o el vietnamita y no mucho inglés. Las conversaciones pueden ser lentas pero si puedo obtener un nombre y un número, estoy contento.

Aunque, es los hispanohablantes para que estoy más preparado. Pero no significa que las conversaciones son más fáciles. Guadalupe usualmente tiene reunión los martes por la mañana y por eso necesito tomar muchos mensajes en español. He aprendido que hay muchas maneras de hablar. Algunas hablan muy rápidamente, algunas con un ceceo, y algunas muy claramente. La experiencia de adaptar a estas maneras diferentes me ha servido bien en mejorar mis habilidades de comunicar. Para mí hablar es más fácil que escuchar, especialmente por teléfono porque no puedo ver a la otra persona. Cuando me explica su pregunta no puedo interrumpir tan pronto para pedirle repetir algo.

Más que los mensajes, una vez le di direcciones a alguien para llegar a la oficina. Agraciadamente, estaba temprano para trabajar un día y decidí andar por las calles ambientes para familiarizarme con el barrio. También una mujer vino para ayuda con una llamada al gobierno para algo con los impuestos. Tenía que entrar unos números de identificación pero no sabía cuales necesitaría y la maquina terminó la llamada muchas veces porque tomaba demasiado tiempo. Eventualmente, decidió que yo era mentiroso y me bloqueó de llamar. Tenía que decirle regresar otro día y pedirle a Guadalupe para ayuda. No todo de mi trabajo es útil pero ¡trato!

No comments:

Post a Comment