Pages

Monday, October 15, 2018

Student Reflection

by Paige Valente

Mi nombre es Paige Valente y soy estudiante de segundo año a la Universidad de Illinois. Me estoy especializando en ciencias del habla y audición con un segundo bachillerato en psicología y un menor en español. Al crecer en un hogar monolingüe, siempre supe que quería aprender un segundo idioma. De hecho, ¡incluso comencé a hacer mi propio idioma solo por diversión! Cuando estaba en segundo grado fui introducido al español por primera vez. Solo aprendimos algunas palabras clave de vocabulario y frases comunes, pero me encantó. Desafortunadamente, en tercer grado me mudé de mi ciudad natal en Kansas a Illinois. En Illinois, el plan de estudios de la escuela no permitía que una segunda lengua se convirtiera en una asignatura hasta el séptimo grado. Así, mi español se puso en pausa durante cuatro años. Sin embargo, una vez que comencé en séptimo grado de nuevo, ¡nunca me detuve! Luego continué aprendiendo español en mis clases de secundaria y todavía sigo tomando clases en la universidad hoy. Me encanta poder hablar dos idiomas. Realmente creo que la capacidad de comunicarse en más de un idioma es una superpotencia. No solo le proporciona nuevos conocimientos, sino también nuevas culturas y comunidades.

Estoy encantado de poder trabajar en la comunidad y practicar mi español en las conversaciones diarias. Comencé a trabajar para el programa SOAR, un programa de tutoría después de la escuela para estudiantes en la Escuela Primaria International Prep. En este programa, ayudaré a los estudiantes a leer libros, hacer sus tareas y jugar juegos tanto en inglés como en español. Me encanta poder ser parte de ayudar a estos jóvenes estudiantes a desarrollar mejores habilidades de lenguaje. Me gustaría que hubiera un programa como este que existía cuando estaba en la escuela primaria.

Estoy planeando convertirme en un patólogo bilingüe del habla y lenguaje. Trabajaré con muchos más estudiantes bilingües como lo hago en el programa SOAR. Espero que este proyecto me ayude a tener más confianza en mi capacidad para comunicarme con otros niños bilingües en las escuelas primarias. Creo que este proyecto será una excelente manera para que reflexione sobre mi tiempo con los estudiantes y una manera en que puedo alterar mi comprensión del español. Espero mejorar mis habilidades como hispanohablante y futuro clínico. Al hacer este proyecto, quiero ver el uso del español más allá del aula y estar más en contacto con mi comunidad. Con suerte, me sentiré mejor preparado no solo para ser un mejor patólogo bilingüe del habla y lenguaje, sino también para ser un mejor estudiante y miembro de la comunidad en Urbana Champaign. ¡No puedo ver a dónde me llevará esta experiencia!

Sunday, September 30, 2018

Undoing the Shaming that Doctors Sometimes Heap upon Latina Mothers and Their Children

Young girl silhouetted against a sunset or sunrise. Hope that girls will have body confidence and that mothers will be supported in their mothering, not critiqued.
Photo by Kylo on Unsplash
by Ann Abbott


I am an administrator for a private Facebook group for Latino immigrants in our town. I don't post too often anymore; the bulk of the messages come from one of the great Latina leaders who informs, educations and inspires all the people in this Facebook group and beyond.

However, I was talking to a mother the other day who is Mexican, and I had to share the story with the group. I told the story and provided a resource to learn more about the topic. 
El otro día una madre me contó que ella y su esposo habían llevado a sus dos hijos al médico para su chequeo. La doctora les dijo que la niña, de unos diez años, estaba de sobrepeso de 14 libras. Y lo dijo delante de la niña. Me enfadé muchísimo. Es una niña preciosa. Es alta y es obvio que su cuerpo y su peso va a cambiar mientras vaya creciendo y cuando entre en la pubertad. Pero ahora esas palabras del doctor van a retumbar en su mente para siempre. A saber qué daño hizo ese doctor a la autoestima de esa niña. 
Luego el doctor les dijo a los padres que ellos tenían que ser más severos con su hijo e insistir en que duerma más horas. Sí, dormir bien es muy importante para los niños, pero esta madre ya estaba haciendo todo lo posible para ayudarle a su hijo a dormir. Le quita los aparatos electrónicos a buena hora. Se asegura de que las luces estén apagadas y que su hijo esté acostado. A pesar de todos sus esfuerzos, el niño duerme poco. De nuevo me enfadé. Le dije que ella es muy buena madre, que sabe cómo cuidar a sus hijos y lo hace muy bien.
Los médicos nos ayudan. Es importante seguir sus consejos. Pero no podemos dejar que desde su posición de autoridad nos dejen sentir humillados o equivocados.  
Resource: Imagen corporal y autoestima
What I didn't write about were my suspicions that the doctor in this case felt free to speak down to this mother and her whole family because they are Latinos and because the mother is not a fluent speaker of Spanish. And who knows the biases that the doctor might have had about body weight and Latinas/os. These are real issues affecting the already challenging day-to-day of many of the immigrant mothers in our midst.

Furthermore, as a mother myself, I feel very protective of other mothers who are simply doing their best. (And to be honest, the mother who talked to me is mothering at a level way above my own.) Who thinks that you can actually force a child to sleep. You can't do that. I learned that the hard way with my middle child--when he was just a baby. And this woman's son is in middle school. It's even more absurd that with "better parenting" she can force his body to sleep.

Community service learning doesn't end when you walk out of the classroom or walk out of your community partner's doors. We carry our desire for social justice with us always.

Wednesday, September 26, 2018

Supporting Students' Critical Reflection during Study Abroad

by Ann Abbott

This week I will give a very brief talk at a meeting of all students who will be studying abroad next semester. Study abroad students all take an online, one credit hour course that engages them in critical reflection before, during and after their study-abroad experience. I am one of the facilitators for that course, and I love it.

I enjoy reading their posts. I like learning about places that I have never been. It's wonderful to be reminded of places that I have visited and sometimes know very well. It's gratifying to see how they grow and change.

Here are the slides that I will use during the presentation. Afterward, Assistant Dean Nicole Lamers, one of the people behind the creation of this online course, will explain the logistics of the course.


LAS 291/292 by AnnAbbott

PLAN. Students make plans and pack their bags for their trip abroad. But the pre-departure part of the online course urges students to map their plans for their future--their studies and their careers. And it's important to do that kind of planning because their time abroad will go by in a flash. So many students come back saying, "I wish I would have..."

POST. In addition to the social media posts that most students will share during their time abroad, this course ask students incisive questions that help them document and reflect on their experiences in a different, deeper way. Furthermore, writing has been shown to help us think, so these posts can direct students' thinking in ways that the visual nature of most social media cannot.

SCHEDULE. During their time abroad, students will schedule a lot of fun things: trips, visits, get-togethers. They also need to schedule this course into their calendars so that they reflect and write consistently throughout the semester, not just a race to write it all at the end. Facilitators are waiting to read what they write and engage in a supportive conversation with them.

CONNECT. Finally, when students return, this course will help them re-connect to the campus and to their goals all over again. The course supports them on re-entry, and it guides them to articulate the transformation they went through in ways that resonate with admissions committee for graduate school and future employers. One year from this meeting, these same students will be there again, helping the next group of students before they go abroad. They will be paying it forward--through this course.

These slides feature pictures my daughter has taken during her time abroad. And I will share a bit about my own experiences abroad--in 1988-89!

Tuesday, May 8, 2018

Student Reflection

by Margaret Mallon


En general, disfruté mis experiencias como un voluntario en Crisis Nursery. A través de ver la felicidad e inocencia de estos niños durante los momentos difíciles de sus vidas, estoy muy triste que no puedo continuar con el voluntariado. Sin embargo, aunque me estoy graduando, planeo continuar mi trabajo con niños desfavorecidos. En el verano, me mudaré a la ciudad de Chicago, donde asistiré a la escuela de postgrado. Aquí, quiero trabajar en Pilsen, un lugar con una gran población de hispanohablantes.

A través de practicar mis habilidades de español como un voluntario este semestre, tengo más confianza de hablar el idioma con otras personas. Necesito practicar más porque quiero ser un patólogo bilingüe del habla y el lenguaje. Hay una gran demanda de personas en esta carrera y quiero ayudar a los niños hispanohablantes que necesitan estos servicios. Mi tiempo en Crisis Nursery y la clínica dental me ha preparado para interactuar con familias hispanohablantes. En estas ambientes, es importante que ayude a los niños o los adultos con sus servicios de salud inmediatos. Sin embargo, también, es esencial que yo habla con ellos de una manera personal. Por ejemplo, cuando ayudé a los pacientes hispanohablantes en la clínica, traté de hablar con ellos sobre sus familias, sus trabajos, etc. Descubrí que un hijo de un paciente trabaja en este campus y por eso, me relacioné con él. En todo, este tipo de conversación personal les ayuda a sentirse más cómodos durante sus visitas.

Wednesday, May 2, 2018

Student Reflection

by Lindsey Schmidt


Hoy fue mi último día de voluntariado con La Línea, y no puedo creer que ya ha terminado.  He disfrutado de mi tiempo en la línea de (217)-417-5897, un número de teléfono que tengo memorizado.  Como estudiante de SPAN 332, he tenido la experiencia de trabajar en la comunidad en combinación con cosas que aprendemos y analizamos en clase.  Creo que fue la mejor oportunidad de aprendizaje. He aprendido mucho este semestre pasado, pero hay algunas cosas principales que quiero mencionar.

Primero, discusión de clase y mi trabajo de La Línea me enseñaron mucho del proceso de la inmigración.  DACA y otras políticas son cosas importantes que no sabía mucho antes de este semestre. Con La Línea, tenía experiencia de primera mano, y aprendí mucho sobre las luchas de los inmigrantes con documentos y sin documentos y sus ajustes a los estados unidos.  Especialmente con nuestro gobierno actual, creo que es importante saber esta información para ser un ciudadano informado, incluso si no trabajas con los inmigrantes directamente.

Otro aspecto que he aprendido es el valor del bilingüismo.  Todavía necesito desarrollar mis habilidades del idioma de Español, pero mi conocimiento general es una ventaja.  Muchas veces en La Línea, puedo salvar la brecha cuando hay información importante en inglés que necesitamos distribuir, y una persona que solamente habla Español.  Todas las personas deben aprender una segunda lengua si pueden.

Finalmente, he aprendido la importancia de la conciencia de la comunidad local, los asuntos sociales, y la cultura diferente.  Es fácil para vivir con ignorancia si no amplías sus horizontes. No habría sabido sobre la gran población latino en Champaign-Urbana si no había tomado esta clase.  Como una voluntaria de La Línea, reconocí una oportunidad, junté recursos, y creé algo de valor. Pequeña ayuda puede hacer un gran cambio en la comunidad.

Para concluir, he disfrutado de mi experiencia con La Línea y con SPAN 332 en general.  He aprendido muchas cosas que nunca olvidaré, especialmente cuando salgo la Universidad de Illinois y entro el mundo real.  

Student Reflection

by Ysatris Nunez


El tiempo si vuela; ya es el fin del semestre y mi tiempo haciendo voluntariado en el Centro de los Refugiados se está terminando. Ahora que el tiempo de llenar los impuestos ha pasado, hay más paz en el centro. No me di cuenta de cuántas personas iban para ayuda con los impuestos hasta ahora. Cuando empecé, siempre había mucha gente, pero ahora no hay tanta. El volumen de personas que confían en el centro con documentos sensitivos como los documentos necesarios para completar los impuestos es impresionante. Es un programa de bastante valor que ayuda a los inmigrantes, pero también ayuda al centro. El centro cobra $50 para ayuda en llenar los impuestos. Es una tarifa razonable; lugares diferentes cobran más y no ofrecen la misma seguridad y confianza que el centro ofrece a los inmigrantes. La tarifa no sólo es beneficioso para los clientes, pero el dinero ganado ayuda a sostener el centro, y por esa razón el centro se puede considerar como una empresa social. Es una empresa que resuelve problemas en la comunidad inmigrante, pero se sostiene con donaciones y sus propios ingresos, en vez de sólo donaciones. Generar ingresos propios es muy importante para una empresa como el centro; si sólo se sostienen en donaciones y becas, hay una posibilidad que un día ese dinero se acaba. Si eso ocurre, son muchas vidas que van a ser impactados. Generar ingresos propios le da una seguridad que puede continuar haciendo todo lo bueno que hacen. Sin embargo, becas, donaciones y personas que ofrecen su tiempo para hacer voluntariado ayudan también. En fin, mi tiempo en el centro ha sido bueno. He aprendido de lo difícil que es hacer transcripción y traducir, de cómo un espacio puede ser tan valorable para una comunidad y mucho más, pero pienso que lo más importante fue mis interacciones con los inmigrantes. Con las noticias que hay sobre la inmigración, es muy fácil desconectar el individuo de la noticia; las noticias se vuelven muy impersonal. Cuando conectamos con una comunidad, es mucho más difícil ver las noticas en esa manera. Los estadísticos no sólo son números, son personas, y esas personas viven en nuestra comunidad. Nosotros como ciudadanos debemos reconocer esta parte de nuestra comunidad y si hay una oportunidad, debemos ofrecer nuestra ayuda donde sea.

Tuesday, May 1, 2018

Student Reflection

by Ysatris Nunez


Hoy voy a hablar de cómo los inmigrantes viven vidas diferentes a las vidas de los ciudadanos. Hay ciertos riesgos y problemas que ellos enfrentan que ciudadanos no tienen que enfrentar, y a veces son problemas que no consideramos problemas. Por ejemplo, esta semana en el Centro una mujer de Guatemala necesitaba ayuda para aplicar a un trabajo en hotelería. Ella estaba acompañada por dos personas: un hombre y una mujer que hablaban un poco de inglés, español y Q’anjob’al, una lengua indígena de Guatemala. La mujer que estaba aplicando al trabajo hablaba más Q’anjob’al que español y no sabía inglés. No saber el idioma del nuevo país es un problema grande que trae otros problemas. En no saber inglés, esta mujer necesitaba ayuda para llenar una aplicación de trabajo (yo ayudé y no fue algo fácil intentar a traducir las preguntas a español). Encontrar trabajo es difícil de por sí, pero no saber el idioma hace el proceso más complicado, especialmente si la aplicación pregunta si hablas inglés y crees que no te lo van a dar si no lo hablas. No obtener un trabajo porque no sabes el idioma no es un problema que ciudadanos enfrentan.

Este día, me di cuenta no solo de que tan difícil se puede convertir algo simple cómo aplicar para un trabajo, pero también de la importancia en tener un grupo que es defensor para los inmigrantes. No sé si la mujer y el hombre que acompañaban a la mujer eran familiares, amigos o se acaban de conocer, pero su presencia ayudó a facilitar el proceso de la aplicación. También funcionaron como una base segura para la mujer; debe ser muy estresante estar en un lugar donde no te puedes comunicar. Hay personas que hablan español en el centro, pero no idiomas indígenas. La presencia de latinoamericanos que no son hispanohablantes es algo que se olvida muchas veces. Cuando pienso en inmigrantes de Latinoamérica, pienso que siempre hablan español, y aunque tal vez no sepan mucho inglés, la presencia de hispanohablantes es tan grande en ciertos lugares que no es un problema tan grave si no sabes mucho inglés. En realidad, no es así; hay muchos inmigrantes como esta mujer que sólo saben su idioma indígena, y entonces el problema de la barrera de idioma aumenta porque hay menos personas que lo hablan.

En fin, nosotros como ciudadanos necesitamos recordar que los inmigrantes enfrentan varios problemas, incluyendo problemas cómo aplicar para un trabajo. A veces queremos ayudar, pero pensamos que los problemas de los inmigrantes son asuntos del estado (deportación) y no podemos hacer mucho, pero no es así. Podemos ayudar con problemas más pequeños que todavía causan estrés, podemos hacer voluntariado como mi trabajo en el Centro y con eso podemos ofrecer nuestra ayuda.

Student Reflection

by Ysatris Nunez


Hace unas semanas que empecé mi trabajo en la comunidad y he observado mucho de cómo el centro funciona y cómo ayuda a los inmigrantes de nuestra comunidad. Por ejemplo, me di cuenta de la importancia de saber más de un idioma. Siempre he sabido que es importante saber otro idioma, como el español, para comunicar con muchas más personas, pero siempre ha sido en un contexto casual, nunca formal. Para pintar una imagen más clara, voy a hablar de una interacción que tuve un día en el centro.

Usualmente, hay por lo menos 3 mujeres trabajando en el centro cuando yo estoy: una que sólo habla inglés, una que habla español y otra que habla francés y vietnamita. Cuando un inmigrante entra, usualmente hay alguien que sepa hablar su idioma y le puede ayudar. Este día, las mujeres que hablaban español todavía no estaban en la oficina, así que yo fui la voz de español por un rato. Durante ese tiempo, una pareja entró y necesitaban asistencia con multas que recibieron. Yo tuve que traducir los problemas y preguntas que ellos tuvieron a una trabajadora, y después traduje los consejos de ellas a español para la pareja. Fue una experiencia muy diferente para mí; siempre he tenido que hablar o en español o en inglés, nunca he tendido que traducir uno al otro. A veces, me confundí y en vez de relatar lo que la pareja me dijo en inglés, lo repetí en español. Fue muy chistoso, pero allí es donde me di cuenta de la importancia de poder hablar más que un lenguaje bien en un contexto más profesional. Nunca sabes cuando vas a necesitar comunicar en ese otro idioma en un trabajo en el futuro.

Esta interacción que tuve también es un buen ejemplo de cómo nuestro servicio en la comunidad realmente ayuda las organizaciones por las que trabajamos. Si yo no fui ese día, los clientes probablemente necesitaban volver otro día u otro tiempo, y es posible que ese tiempo fue el único tiempo que podían ir al centro. Aunque no soy interpreta profesional, podía ayudarlos y eso es lo que cuenta.

Tuesday, April 24, 2018

Student Reflection


by Lindsey Schmidt

Durante mi tiempo como una voluntaria este semestre, he aprendido que unas de las funciones más importantes de La Línea son la interpretación y la traducción del inglés y español para los hispanohablantes de la comunidad local.

Muchas veces cuando las personas inmigran a los Estados Unidos, encuentran muchas dificultades.  Hay una cultura, un ambiente, y una lengua totalmente diferente. En mi opinión, la
barrera del idioma es más compleja porque no se puede adaptar a un lugar si no puede comunicar bien.  En esta parte de Illinois, casi todo es en inglés. Por eso, cosas pequeñas como ir al centro comercial o visitar al médico pueden ser un desafío.

La Línea puede ser útil en estas situaciones.  Un ejemplo específico es la colaboración de La Línea con Parkland College para “Dental Day”, eventos que pasan en algunos sábados cuando los dentistas de Parkland ofrecen servicios gratuitos a los miembros de la comunidad.  Las personas pueden recibir las limpiezas dentales, los empastes, y más. Para ayudar la comunidad hispanohablante, La Línea anima a estas personas a participar, y trata de eliminar los asuntos del idioma. Esta semana pasada, traduje un formulario que explica lo que un paciente debe esperar después de un procedimiento de eliminar la placa de los dientes. Es información importante porque discute los efectos secundarios y los medicamentos sin receta que pueden aliviar el dolor.   En la misma manera, muchas voluntarios de La Línea asisten en estos eventos en Parkland para ser intérpretes para los pacientes. Es útil cuando la dentista necesita decir al paciente “muerde, por favor” o “esto puede doler un poco”. Es importante que la gente sea consciente de estas costas.

En general, ser intérprete o traductor es una gran manera de ayudar un parte de la comunidad latina local.  Me alegro de que he tenido esta experiencia con La Línea.

Tuesday, April 10, 2018

Student Reflection

by Lindsey Schmidt 

En La Línea, usamos un papel importante que llamamos un “intake sheet”.  Es lo que se ve en la foto. Es una hoja que rellenamos para cada cliente.  Contiene mucha información básica, como su nombre, dirección, y número de teléfono.  Sin embargo, también recopilamos información más detallado, como su nivel de educación, ingresos de la familia, y el número de años en los Estados Unidos.  Hacemos estas preguntas a cada cliente para desarrollar una relación y aprender sobre ellos para ayudarlos todo lo posible. Cuando conocemos esta información, podemos referirlos a los servicios apropiados.  También, podemos ver las tendencias y aspectos comunes de nuestros clientes en general.

A través de este proceso en La Línea, he aprendido la importancia de la confidencialidad para los miembros de la comunidad.  A menudo ayudamos con los asuntos legales, la inmigración, la asistencia médica, y otras cosas privadas. Cuando recopilamos la información en el intake sheet, es importante recordar estos son asuntos privados y necesitamos usar la discreción.  Cuando trabajamos con los hispanohablantes de la comunidad, es posible que algunos miembros no tienen documentos legales o que tienen otros aspectos secretos de sus vidas. Es muy importante construir la confianza de estas personas. Sin embargo, algunas personas no quieren dar mucha información personal a La Línea, aunque es un ambiente seguro, y está bien.  Por ejemplo, algunas clientes no quieren decir sus tipos del empleo o si tienen una tarjeta verde. No queremos forzar nuestra clientes, y sus sentidos de seguridad son más importantes.

En resumen, el intake sheet que usamos en La Línea es una herramienta útil para ayudar nuestras clientes, pero la confidencialidad es una de las cosas más importantes cuando se trabaja con los miembros locales de la comunidad hispanohablante.

Student Reflection

by Ysa Núñez

Para este semestre, elegí hacer mi voluntariado en el Centro de Refugiados en Urbana. Este centro es un lugar maravilloso; es pequeño (sólo hay 4 mujeres que trabajan en la oficina cada día) pero los servicios que ofrecen a los inmigrantes de nuestra comunidad son muy importantes. Por ejemplo, algunos de los servicios ofrecidos incluyen traducción de documentos e interpretación en la comunidad, ayuda en completar el papeleo para el empleo, las escuelas, la corte, los hospitales, etc., tutoría en ESL, defensa para el bienestar de los inmigrantes y mucho más. 

Emigrar a un país nuevo en sí es difícil; el viaje puede ser duro y cuando llegas, estás en un país con una cultura nueva donde probablemente se habla un idioma que no sabes. En comunidades más rurales, como Urbana, esos problemas se acentúan porque la probabilidad que hay una comunidad similar a la suya que habla el mismo idioma es más pequeño comparado con una ciudad grande. Centros como el Centro de Refugiados, entonces, ayudan a reducir la ansiedad que trae estar en una comunidad nueva. El centro ofrece recursos para facilitar el proceso de integración y adaptación.

Todo que el centro hace es muy importante para la comunidad inmigrante (no son sólo latinos: hay servicios en francés, vietnamita, cantonés, mandarín y ruso), y yo quería ofrecer mi tiempo para ayudar a las trabajadoras. Mi trabajo principalmente es contestar el teléfono y dirigir llamadas a las trabajadoras, o si no están, tomar mensajes. También ayudó a organizar los archivos de los clientes, saludar a los clientes y a veces servir como traductora o intérprete. Mis experiencias van a ser relativamente diferentes cada vez que voy, y voy a conocer a mucha gente, y por eso estoy muy emocionada para hacer mi voluntariado aquí.

Student Reflection



by Ysa Núñez  

¡Hola! Soy Ysa Núñez, estoy en mi tercer año de la universidad y estoy estudiando psicología y español. Mi experiencia con el español empezó en mi niñez: mis padres son hispanohablantes, entonces aprendí el español a la misma vez que inglés. Aunque crecí hablando español, cuando entre a la escuela primaria, dejé de hablar el idioma porque fui la única persona en mi escuela que sabía español y no tuve nadie con quien hablarlo. Casi nunca hablé español después de allí, aunque mis padres me siguieron hablando en español (yo le respondía en inglés) hasta que empecé la secundaria. Era un requisito tomar al menos de 3 años de un idioma diferente, y yo quería aprender el francés. Mis padres no estaban de acuerdo y me dijeron que tenía que dominar el español antes de aprender el francés, y desde ese instante, he seguido mis estudios de español.

Aquí en UIUC, empecé con una asignatura secundaria en español, pero cuando decidí estudiar para un semestre en el extranjero en España, decidí cambiarla a una asignatura doble. En España, estudié en Granada y todas mis clases estaban en español. También vivía con una familia argentina-española, así que siempre estaba hablando español. Ese semestre me ayudó mucho con mi español coloquial y agradezco esa experiencia. También estoy muy agradecida de que mis padres me hablan en español porque sé que entiendo mucho más, gracias a ellos.

Estoy muy emocionada para empezar este proyecto de escribir un blog sobre mis experiencias trabajando en la comunidad latina/inmigrante de Champaign-Urbana. Como estoy estudiando psicología, tengo aspiraciones de ser una psicóloga y/o investigadora en el futuro cercano. Con esta aspiración, quisiera enfocarme en grupos menos representados, como los latinos y los inmigrantes. Entonces, pienso que la práctica de hablar en español en la comunidad puede ser muy beneficiosa para mi trabajo en el futuro. Similarmente, pienso que este proyecto me va a dar claridad en los problemas que estas personas de nuestra comunidad tienen. A veces, necesitas escribir para ver y entender las experiencias. Tal vez, al terminar y tomar un paso atrás para ver lo que he producido, puedo formar ideas de cómo puedo incorporar los problemas que los inmigrantes tienen con mis investigaciones para ayudarlos en el futuro.