Pages

Tuesday, April 24, 2018

Student Reflection


by Lindsey Schmidt

Durante mi tiempo como una voluntaria este semestre, he aprendido que unas de las funciones más importantes de La Línea son la interpretación y la traducción del inglés y español para los hispanohablantes de la comunidad local.

Muchas veces cuando las personas inmigran a los Estados Unidos, encuentran muchas dificultades.  Hay una cultura, un ambiente, y una lengua totalmente diferente. En mi opinión, la
barrera del idioma es más compleja porque no se puede adaptar a un lugar si no puede comunicar bien.  En esta parte de Illinois, casi todo es en inglés. Por eso, cosas pequeñas como ir al centro comercial o visitar al médico pueden ser un desafío.

La Línea puede ser útil en estas situaciones.  Un ejemplo específico es la colaboración de La Línea con Parkland College para “Dental Day”, eventos que pasan en algunos sábados cuando los dentistas de Parkland ofrecen servicios gratuitos a los miembros de la comunidad.  Las personas pueden recibir las limpiezas dentales, los empastes, y más. Para ayudar la comunidad hispanohablante, La Línea anima a estas personas a participar, y trata de eliminar los asuntos del idioma. Esta semana pasada, traduje un formulario que explica lo que un paciente debe esperar después de un procedimiento de eliminar la placa de los dientes. Es información importante porque discute los efectos secundarios y los medicamentos sin receta que pueden aliviar el dolor.   En la misma manera, muchas voluntarios de La Línea asisten en estos eventos en Parkland para ser intérpretes para los pacientes. Es útil cuando la dentista necesita decir al paciente “muerde, por favor” o “esto puede doler un poco”. Es importante que la gente sea consciente de estas costas.

En general, ser intérprete o traductor es una gran manera de ayudar un parte de la comunidad latina local.  Me alegro de que he tenido esta experiencia con La Línea.

No comments:

Post a Comment