Pages

Monday, October 24, 2016

Student Reflection

Alicia uses this alphabet book as she helps students learn their letters in the bilingual kindergarten class where she does her Spanish community service learning work
by Alicia Barbas

Durante los días más recientes de mi trabajo en la clase de Kindergarten en el International Prep Academy, he empezado a notar varios elementos que me ayudan a conectar con cada estudiante. Por la mayoría del tiempo, les ayudo a los estudiantes a aprender, a reconocer, y a escribir las diferentes palabras y letras del alfabeto en un libro. La dificultad de este trabajo es que el libro consiste en el alfabeto en inglés y también en español, y la forma en que lo enseño depende del idioma materno del estudiante y de cuánto conoce en este idioma.

Para los estudiantes que hablan inglés, simplemente les tengo que ayudar a reconocer como se llama la letra específica y cómo escribirla. Muchos estudiantes practican las letras de su nombre, y entonces no tienen tantos problemas pronunciando, reconociendo, o escribiendo letras como “a” o “b” en mayúscula y minúscula. Cuando terminan con la letra, identifican una palabra que empieza con esta letra que está en la misma página del libro, como “angel” o “baby”. Algunos estudiantes se confunden con letras como “t” y “f” en los dos idiomas porque son similares, pero lo reconocen después de un poco de ayuda. También es importante reconocer que hay letras en el libro que sólo pertenecen al español, y los estudiantes que practican en inglés automáticamente saben que no van a practicar estas letras, como la “ñ”, la “ch”, o la “ll”. Sin embargo, los estudiantes que practican el alfabeto en español tienen que reconocer estas letras y el sonido de cada letra (aunque muchos también conocen el nombre de la letra). Después de intentar escribirla, identifican la palabra en español que está conectada con la letra, como “ñandú” para la “ñ”.  La mayoría de los estudiantes tiene que practicar el libro entero del alfabeto, mientras otros solamente practican su nombre, que es algo muy importante de saber para el futuro. Con esta actividad, normalmente les ayudo a los estudiantes que tienen más dificultades con las letras o que no las conocen muy bien, pero he empezado a ver la diferencia y cómo mejoran sus habilidades con la escritura poco a poco. Pienso que es importante que los estudiantes puedan reconocer el alfabeto en su lengua materna, y el próximo paso es que puedan reconocer el alfabeto en los dos idiomas.

Personalmente, fue un poco difícil cambiar la forma en que enseñaba el alfabeto al principio, pero cada día que lo hago, se me hace más fácil. Voy aprendiendo no solamente cómo diferenciar entre los estudiantes que hablan español y los que hablan ingles, pero también la forma en que los estudiantes individuales aprenden. Esta forma de enseñanza es algo nuevo para mí, pero estoy aprendiendo aspectos importantes sobre el uso del español, cuánto aprenden los estudiantes en sus casas y en la escuela, y cómo conectar con cada estudiante. Al final de mi trabajo cada día, me siento muy cumplida y muy segura de que me gustaría enseñar el español en el futuro.

No comments:

Post a Comment