Pages

Tuesday, January 3, 2017

Student Reflection

by Araceli Pérez

Aunque he seguido participando en las clases del grupo de control en Abriendo Caminos, las otras voluntarias y yo hemos comenzado un nuevo proyecto. Hay un cuarto en el Centro Cultural de Rantoul donde nadie entra, y por buena razón. El cuarto es grande pero está lleno de televisiones y computadoras antiguas, montones de libros en malas condiciones, arañas, polvo, y muchas otras cosas que el centro no utiliza. A pesar que el cuarto está en muy mal estado la Dra. Santiago, las voluntarias, y yo creemos que es un gran espacio que se está echando a perder al no ser usado. Por esta razón hemos decido limpiar y ordenar todos los libros en el cuarto para crear una biblioteca que los niños que van al centro puedan utilizar.

Arriba pueden ver uno de los múltiples montones de libros que hemos comenzado a ordenar. Aunque se nos ha hecho un poco difícil encontrar un lugar para todo, todas las voluntarias estamos muy emocionadas en ser parte de este proyecto. Muchos de los libros que estamos organizando están en español, que me hace muy feliz porque aún recuerdo lo que dijo una de las madres de familia unas semanas atrás. Dijo que le preocupaba que a su hijo se le estaba olvidando el español por no tener los recursos de proveer a su hijo libros en español, cuales le darían la oportunidad de leer libros no solo en inglés.

Además de comenzar este proyecto todavía hemos podido observar las clases de nutrición y preparar la comida que las familias comen durante las clases. He visto que a las familias les da gusto venir al centro  y tomar las clases porque están aprendiendo mucho y también les da la oportunidad de hablar con otras familias hispanas y pasar tiempo con sus hijos.

No comments:

Post a Comment