Pages

Tuesday, May 10, 2016

Student Reflection

Consider this a manifesto from Joey about what we need to do differently in our country regarding when we teach languages, how we teach them and what we teach in those classes. He has hit upon our country's contradictory relationship with languages and language speakers, both in terms of official language policies and in the every-day practices of language ideologies. Bravo, Joey.

by Joey Gelman

No puedo creer que ésta sea mi última entrada sobre mi experiencia con el programa de ESL en Central. Me ha encantado mi tiempo allí y he aprendido mucho sobre el tema de la educación para estudiantes que son sólo hispano-hablantes o que son recién llegados a los EE.UU. Lo más interesante pero también lo más triste que he aprendido es que nuestro sistema de educación y también la mayoría de las personas que pueden ayudar a estos estudiantes no están preparados.  Como he explicado durante mis otras entradas, la mayoría de las maestras, la facultad y también otros estudiantes no pueden hablar ni entender español. Por lo tanto, muchos de los estudiantes en ESL no tienen el apoyo suficiente para tener éxito. La culpa es nuestra.

La manera en la que nosotros aprendemos los idiomas y por lo tanto entendemos sobre las culturas asociadas con estos idiomas no es correcta en mi opinión. Por eso, no podemos tener el nivel necesario para estar acostumbrados hablando español. Nosotros  enfocamos demasiado en la gramática y perdemos el enfoque necesario de aprender el español de  manera conversacional.  Pero me voy de tema. Pero nuestra falta en esta categoría no nos permite mantener nuestras habilidades de español después de la escuela secundaria por ejemplo, mientras que otros países tienen un sistema diferente que permite a los estudiantes a retener las habilidades de saber otros idiomas mejores

Esta idea de la manera en la que nos enseñan el español es la prueba de por qué el programa en Central no puede lograr las cimas que necesita.  Por ejemplo, la mayoría de los estudiantes que toman las clases de español en  el programa regular en Central no han aprendido suficiente español para interactuar con los estudiantes en ESL. No es su culpa ni la culpa del Central, pero es el sistema en todo el país. Además, en mi experiencia, sólo hay un par de maestros que son hispano-hablantes y para el grupo en el que trabajo, sólo hay un maestro para 20 estudiantes por casi todo el día. En otras palabras, sólo hay pocas oportunidades para los estudiantes de ESL para hablar, interactuar etc. afuera de su propio grupo en lo que están en clase. No existe la oportunidad necesaria para dar a estos estudiantes un ambiente cómodo en la “vida normal” con el resto de la escuela.

Por ejemplo, ya sean los maestros sustitutos o administradores del programa, casi nadie habla español. ¿Cómo puede ser administrador/a de un programa de estudiantes que son hispano-hablantes y no tiene la habilidad para hablar en español? Ésa es una idea inpensable para mí. Sin embargo, esta situación refleja la deficiencia en otros idiomas que los EE.UU tienen. Otra vez, no quiero decir que es la culpa de los individuos, pero es la culpa del sistema que nosotros no somos preparadas para encontrar a personas que hablan otros idiomas. 

Yo sé que nunca entenderé lo que los estudiantes de ESL necesitan hacer para llegar a este país y las situaciones que eran tan difíciles e inconcebibles.  Sin embargo, cuando ellos llegaron o cuando otros estudiantes lleguen, ¿no deberíamos estar listos para ayudarlos? No puedo imaginar las dificultades para estos estudiantes en sus propias transiciones a los EE. UU, pero una de las únicas cosas que puede conectarnos es un idioma común: el español. Después de mi tiempo en este programa, esto es claro a mí que como una sociedad, no podemos ofrecerles una sensación pequeña de la comodidad porque no tomamos el tiempo suficiente para prepáranos  a hablar con personas que no hablan inglés. Otra vez quiero aclarar que no es una reflexión sobre el sistema en particular en Central, pero Central sirve como un ejemplo de muchas escuelas en todo el país que no pueden ayudar a estos estudiantes de la mejor habilidad porque como un país, no tenemos las habilidades básicas para ser serviciales a un grupo de personas, en este caso los estudiantes en ESL de Central que solo están pidiendo una oportunidad para mejorar sus vidas, y la hacemos cada vez más difícil con el hueco de los idiomas. 

Entiendo que esta entrada es sobre un tema que es mucho más grande que yo. Sin  embargo, mi trabajo en Central me ha expuesto a los defectos de la manera en la que nosotros intentamos ser el hogar de muchos; no importa sus idiomas, orígines o culturas, pero la pregunta es: ¿estamos listos para tener esta responsabilidad? En este momento, creo que no.

No comments:

Post a Comment