Pages

Monday, November 14, 2016

Student Reflection

This colorful, cheerful, bilingual classroom is where Alicia volunteered this semester.
by Alicia Barbas

Mis últimos días trabajando como voluntaria en una escuela primaria me han ayudado a aprender más sobre los estudiantes hispanohablantes pero también sobre la vida como inmigrante en esta sociedad. He aprendido a relacionar la información que aprendimos en clase a las vidas cotidianas de estos estudiantes y de muchas personas en este país. Aunque haya terminado mi trabajo para el semestre, es aún más importante que siga luchando por los derechos de todas las personas después de los cambios recientes en el gobierno y en la sociedad.

Mientras trabajaba con los estudiantes, sabía que muchos de los que hablaban español como su primer idioma seguramente venían de familias inmigrantes, las cuales podrían incluir personas indocumentadas. Por ejemplo, un día, un estudiante muy inteligente me comentó que iba a faltar muchos días de la escuela en Diciembre porque su familia iba a pasar cerca de un mes en México. Mientras pienso que faltar la escuela no es lo mejor para un estudiante de kindergarten, esto confirmó la importancia de familia y las conexiones con el país materno que muchos estudiantes tienen.

Después de aprender un poco sobre las familias de algunos estudiantes, empecé a reconocer los efectos en la educación que el énfasis del inglés puede causar. Por ejemplo, los cinco estudiantes hispanohablantes en la clase en la cual trabajaba estaban separados del resto de la clase casi todos los días mientras hacían actividades diferentes porque por lo general, aprenden el alfabeto y otras palabras en español en vez de en inglés. Esta observación me hizo pensar en la idea de aislamiento que podrían sentir los estudiantes hispanohablantes en el futuro si los otros estudiantes los identifican como “diferentes” o inferiores. Por esto, hice un esfuerzo para asegurar que los estudiantes hispanohablantes se sentían iguales y que disfrutaban de aprender, tanto académicamente como culturalmente. Aún así, el hecho de que la clase esté diseñada de una manera bilingüe, en comparación con una clase que se basa solamente en inglés, puede unificar a los estudiantes y ayudar que obtengan una mentalidad abierta y respetuosa.

Después de trabajar como voluntaria e intérprete un día en una escuela secundaria, aprendí que la mentalidad de la educación es aún más importante en un nivel mayor. Noté que muchos estudiantes no tienen motivación para aprender y hacer un esfuerzo en la escuela porque piensan que si vienen de una familia inmigrante, indocumentada, o de bajos recursos, el trabajo es lo más importante y que no tendrán los recursos financieros o académicos para asistir a una universidad. En este caso, también aprendí que por esto, es esencial que desde pequeños, todos los niños entiendan que hay formas de obtener las mismas oportunidades que otras personas, y que pueden hacer cualquier cosa en la vida si tienen ambición. Tuve que mantener esto en mente a la hora de trabajar con estudiantes de kindergarten, porque esta mentalidad se empieza a formar precisamente durante la edad que tienen estos niños.

A la hora de hablar y leer en clase, realmente reconocí la importancia de apoyar a estos ciudadanos durante este momento de sufrimiento y preocupación después de la elección. Además de que muchos programas no van a ser realizados, como DAPA y DACA que ayudan con el aplazamiento de la deportación de muchas personas indocumentadas, el hecho de elegir a Tremp como presidente significa elegir a una persona racista que quiere deportar a todos los inmigrantes y crear un “muro” entre los Estados Unidos y México. Esta elección ha creado un país dividido en el cual piensan muchas personas que el racismo y la discriminación son cosas aceptables. El día después de las elecciones, miraba a los niños en mi clase que vienen de muchas culturas diferentes, y tenía miedo por ellos. No es justo que estos niños tengan que crecer en un país que no les acepta. Por esto, es esencial que no solamente apoyemos a los ciudadanos indocumentados, pero también que entendamos los obstáculos a los cuales se enfrentan, que ellos sepan que están incluidos en esta sociedad, y que tengamos compasión por todas personas. Pienso que en este momento, es más importante que nunca luchar por derechos y una vida feliz para todos. Por esto, no pienso terminar mi trabajo voluntario aquí. Pienso seguir ayudando a la comunidad hispana pero también pienso seguir educando a las personas que me rodean. El futuro de esta clase, la comunidad hispana, los derechos de todas las comunidades de minorías, y la vida en este mundo depende de nuestra habilidad de vocalizar y luchar contra estas injusticias. Por esto, no puedo realmente expresar la importancia de los valores culturales que he aprendido en esta clase y en mi trabajo voluntario durante este semestre. Me han inspirado a luchar y a apreciar y apoyar a todos en esta vida.

Wednesday, November 9, 2016

Student Reflection

by Alicia Barbas

Últimamente, mis experiencias en la clase bilingüe me han enseñado la diferencia entre los niños en el nivel individual, y por lo tanto, entre las formas de las cuales se debería ayudar a cada estudiante. En mi última entrada, hablé sobre las conexiones con cada estudiante, pero mi trabajo más reciente me ha enseñado la idea de trabajar individualmente de un nivel completamente diferente y con diferentes actividades. Por lo general, siempre he entendido la importancia de hacer conexiones personales, pero a través de mi trabajo voluntario, también he aprendido que cada estudiante aprende y avanza de una manera diferente, y por eso, es importante enfocar en sus fortalezas para ayudar con esta educación.

A la hora de hacer nuevas actividades con los estudiantes, les suelo ayudar a mejorar su conocimiento de los números. Primero, señalo a los números de 1 a 30 en una página y les ayudo a contar. Una observación curiosa que tuve es que la profesora me dirigió de practicar los números solamente en inglés con todos los estudiantes, mientras las letras del alfabeto cambian con la lengua materna de cada estudiante. De igual modo, noté que tuve más problemas al contar los números con los estudiantes que hablan el español con fluidez porque conocen mejor los números en español, y entonces suelen equivocarse y confundir los números entre 11 y 19. Sin embargo, entiendo que es más claro y seguro enseñar las matemáticas en un idioma solamente, porque lo más importante en esta materia es que los estudiantes puedan adquirir las habilidades básicas que son necesarias para comprender los conceptos. El hecho de trabajar cuatro horas durante muchas semanas seguidas me ha ayudado a observar el avance de cada estudiante con el tiempo. Por ejemplo, una estudiante que habla español y con la cual trabajo cada vez que estoy en la clase ha podido superar los números de 11 a 19 en inglés esta semana, después de tener muchos problemas durante varias semanas. En este sentido, me siento gratificada de poder ver la mejoría de cada estudiante.

Después de practicar los números, suelo ayudar a cada estudiante con la escritura de palabras en inglés y en español. Aunque una parte importante de este trabajo es ayudar con la escritura física de cada letra, también es importante que los estudiantes puedan reconocer qué palabra están escribiendo. Lo que he observado más a menudo es que, naturalmente, los que hablan inglés nativamente no conocen las palabras en español, y los que hablan español no conocen las palabras en inglés. Aun así, algunos estudiantes que hablan el español conocen algunas palabras en inglés, y algunos conocen todos las palabras en español que les enseño, mientras algunos estudiantes que hablan inglés o español no conocen muchas palabras de ningún idioma. Por eso, es esencial que yo cambie la forma de enseñar con cada estudiante. Con algunos, tengo que ayudar a identificar las letras y los sonidos dentro de una palabra, y con otros, simplemente les tengo que preguntar si conocen la palabra y lo que significa en inglés o español. Siento que estoy aprendiendo mucho sobre cómo trabajar con diferentes actividades y en diferentes idiomas, pero también con cada mentalidad, personalidad, y nivel de conocimiento de los estudiantes individuales.


Generalmente, antes de empezar estas actividades diferentes, hago un esfuerzo para aprender sobre cada estudiante. Les pregunto cómo fueron sus fines de semana, qué hicieron, y cuál fue su parte favorito. Esto no solamente les motiva a los estudiantes para trabajar conmigo, sino también me ayuda a aprender un poco sobre las cosas que les gustan hacer y cómo son sus vidas con sus padres y en casa. Es importante trabajar individualmente con diferentes personas para hacer conexiones con los estudiantes y para aprender que cada persona tiene una cultura, una historia, una personalidad, y una mente diferente. Cuando uno aprenda esto, crea la posibilidad de enseñar los conceptos eficientemente, de experimentar con otras culturas y lenguas, y de realmente entender al estudiante como persona.

Sunday, November 6, 2016

Connecting College Students with Alumni: A Classroom Networking Project

This image lists the seven steps of the classroom project for networking with former students of a Business Spanish class, which are also listed in the blog post.
Look below to click on the links from the slide above.

By Ann Abbott 

On Friday I will give two talks. One is a noon-hour workshop on service learning, and the other is a quick description of a classroom project for our School's Share Fair. Here's what I will share in the second talk.

Connecting Students with Alumni: A Classroom Networking Project

Making the transition from language student to working professional can be a difficult and mysterious process to our current students. In my Business Spanish course, students work on a networking project that connects them to former students who were in their seats just a few years ago but are now in the working world. I will share the specific steps and resources I use for this activity—from researching alumni LinkedIn profiles to writing a “cold” networking email. This activity can be adapted to any language and any course.  On their end-of-the-semester course evaluations, several students listed this project as one of their favorite components of the course.

1. Research alumni.

I am connected to many former students through LinkedIn. I assign each current student in my class one of my former students to research through LinkedIn, Facebook, Google, etc.

2. Prepare pitch.

If you Google "Cómo preparar un pitch," you will see lots of videos and posts, and they all concentrate on how to pitch your business idea to get funding. Instead, this is the formula I like to present to students to pitch any idea: 1) Define the problem (and why it matters). 2) Describe the current solutions (and why they are insufficient). 3) Explain your idea and why it solves the problem (better, cheaper, faster, etc.). So in my class, each student has to "pitch" the alum who they researched to all the others in the class as one of the three people we should contact. For example, 1) We want to find jobs abroad, but we don't know how to do that; 2) You can go to the Career Center, but you won't find specific names of alums you can contact; 3) This person lives and works in Europe, so we should contact her/him for advice.

3. Vote.

After listening to all the pitches, students in the class vote for the three alumni we should reach out.

4. Form three teams.

Once we have identified the three alumni we want to contact, I re-arrange the students into three teams, one per alum.

5. Review etiquette of networking emails.

I ask students to read all the resources listed in this blog post: "Helping Students Sharpen their Networking Messages."

6. Write, edit, send email message to the alumni.

It might surprise you how much you need to help students edit and reshape their messages. Give yourself plenty of time to give feedback and edit before they send. They should also include you in their message. I also alert my former students ahead of time that they will receive a message from my students. I let them know that I totally understand if they do not have time to respond!

7. Share results: 1, 2, 3.

This is the fun part! If or when students receive replies from the alums, then you can share with all the other students. I share them on my blog, but whatever your mechanism, I suggest archiving the responses so that you can share them with future students. You can also use them as you promote your course and program to potential students.


Students appreciated this project.